Mazda CX5

Seguridad Mazda CX-5

Mazda cx5

Seguridad

Uno de los principales objetivos de Mazda es brindar el mayor placer de conducción. Parte esencial de esto es hacer vehículos seguros, por lo que Mazda continuamente evoluciona su tecnología. CX-5 es un claro ejemplo de este cambio continuo, mediante el SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS.

G-Vectoring Control (GVC)
Mazda siempre busca las variaciones más suaves de fuerzas g al frenar, acelerar y virar, ya que esto es parte esencial de nuestro concepto Jinba-Ittai. Esto se ha logrado mediante una constante retroalimentación y respuesta en la operación de frenos, timón y acelerador, permitiendo al conductor controlar el vehículo de manera fácil y precisa.

El GVC utiliza el motor para mejorar el desempeño del chasis. Al adoptar GVC, los vehículos Mazda exhiben cambios mucho más sutiles entre las fuerzas g. Esta tecnología ajusta el torque del motor en respuesta a un cambio de timón (por ejemplo, en una curva), optimizando el peso vertical aplicado en cada llanta para lograr un suave y eficiente desempeño del vehículo. Esto a su vez reduce los movimientos de corrección de dirección hechos por el conductor, los cuales en su mayoría son realizados inconscientemente, evitando fatiga y brindando mayor estabilidad para los pasajeros.

Control Dinámico de Estabilidad y Sistema de Control de Tracción
El Control Dinámico de Estabilidad (DSC) forma parte del sistema de prevención de accidentes de Mazda. Este sistema automáticamente toma control del vehículo cuando se detecta un deslizamiento. Esto se logra mediante un control óptimo del output del motor y la fuerza de frenado aplicado a cada llanta mediante la combinación del ABS en las cuatro ruedas y el Sistema de Control de Tracción (TCS). Así, permite al vehículo tener mayor estabilidad.

Galería

Mazda CX-3 - Mazda Mazda CX-3 - Mazda Mazda CX-3 - Mazda Mazda CX-3 - Mazda Mazda CX-3 - Mazda
* Configuraciones pueden variar.