Logo Mazda

Conoce acerca de Mazda Nicaragua

Mazda

A lo largo de la historia, Mazda se ha enfrentado a numerosos desafíos; su filosofía ha sido tomar esos desafíos como oportunidades de innovación para realizar desde un diseño inspirado en la naturaleza, hasta carros que te conectan con la carretera y el mundo que te rodea.

Inicio

En 1920, Jujiro Matsuda fundó en Hiroshima (Japón) la empresa Toyo Cork Kogyo, dedicada a la fabricación de corcho. En 1939 Matsuda diversificó su actividad empresarial y se introdujo en el sector automovilístico y nació la marca Mazda, que hace referencia a Ahura Mazda, el dios de la sabiduría, la inteligencia y la armonía del oeste asiático.

Mazda, orgullo de Hiroshima

La demostración definitiva del espíritu único de Mazda se produjo en 1945, justo después del lanzamiento de la bomba atómica, tras la destrucción vino la recuperación de Hiroshima, que no hubiera sido de la misma manera de no ser por Mazda.

En tan sólo cuatro meses en la fábrica de Mazda ya se trabajaba al ritmo anterior a la explosión de la bomba atómica. Este fenómeno se conoce en japonés como «mukainada», que viene a significar espíritu de superación, un espíritu del que los trabajadores de Mazda hicieron gala para iniciar la recuperación económica de Hiroshima, un espíritu que hace de Mazda, el orgullo de Hiroshima.

El nacimiento del MX-5

En la década de los ochenta, Mazda hace el lanzamiento del MX-5, un auto deportivo que con solo 955 kilogramos de peso podía presumir de un diseño innovador, un motor delantero y tracción trasera, así como una dinámica de conducción excepcional. De hecho, el MX-5 era tan divertido de conducir y suponía tal placer tener uno, que se convirtió en el carro deportivo más vendido de todos los tiempos

La generación Zoom-Zoom

En el 2002 La generación Zoom-Zoom: Un nuevo diseño acompañado de un nuevo slogan, Zoom-Zoom, representa la energía que sentíamos de niños con el movimiento.

Plasmando esta idea en los automóviles, se consigue una experiencia de conducción dinámica, además de un diseño sorprendente.

El Mazda 6 es la primera expresión de este planteamiento y se lanza entre grandes alabanzas en 2002. Le sigue el revolucionario e innovador RX-8 en 2003. Se trata de un carro verdaderamente orientado al conductor que incluye unas versátiles puertas "freestyle" y una interpretación moderna del motor rotativo, ganador de los galardones "Motor Internacional del Año" y "Mejor Motor Nuevo".